jueves, 7 de diciembre de 2017

Extendiendo nuestros límites


Buenas tardes estimados colegas,

¿saben una cosa?: nunca entendí mucho eso de conformarse con las cosas, en otros palabras, el aceptar el "es lo que hay".

La comodidad que la realidad circundante nos plantea, hace fácil nuestra condescendencia a adaptarnos a lo que sea, aunque no nos haga muy bien.

El ser humano en primer lugar busca que sus necesidades básicas estén satisfechas. Es algo natural y está bien que suceda.

Una vez superada esa fase (para algunos, pues hay demasiado hambre, desempleo, guerras y enfermedades en nuestro mundo) el hombre se dedica a cosas como conseguir ascender trabajo, tener tal o cual auto, hacer ese arreglo a su casa, etc.

Sin embargo más temprano que tarde el acostumbramiento a lo que somos y lo que nos rodea se hace irresistible. Entonces, ¿qué hacemos para conformarnos? Miramos al otro, nos comparamos, nos y les mentimos.

Una cosa es cierta. Dejamos de creer, y de crecer por ende.

Muchas veces en mi trabajo (no soy escritor full time) me preguntan: ¿Para qué escribís? ¿Por qué haces un curso de física cuántica o de programación de computadoras? ¿Para qué estudias guitarra eléctrica si ya no eres un nene?

En cierta forma, consultas de ese tipo me dan pena. Las mentes cerradas solo producen mediocridad. Están atascadas en la llanura y no les interesa ir a ver qué hay detrás de la montaña.

Venimos a este mundo a vivir. No solo eso. A brillar. Entonces, brillemos.

Si te gusta XX cosa, hazla, no importa lo que digan los demás. Sé constante en tus sueños como en trabajar en pos de ellos. Disfruta el camino, eso no significa dejar de lado el fin: ambas cosas son parte de lo mismo.

Como siempre me canso de decir, el niño/a que fuiste sigue viviendo en tu interior. Déjalo volver a tomar las riendas. Ese que no aceptaba un no como respuesta y conseguía lo que se proponía sigue allí. Tú puedes. Ahora es el momento.

1 comentario:

  1. Hola amigo increíble, me ha encantado lo que escribes

    Si te gusta XX cosa, hazla, no importa lo que digan los demás. Sé constante en tus sueños como en trabajar en pos de ellos. Disfruta el camino, eso no significa dejar de lado el fin: ambas cosas son parte de lo mismo.

    estas palabras me llegaron en un gran momento, gracias.

    Te invito a mi blog https://alternativaeducat.blogspot.mx

    Espero puedas darte una vuelta

    ResponderEliminar